Animation

domingo, 13 de agosto de 2017

Grails “Chalice Hymnal” - Autumn Chorus “The Village to the Vale”

Esta entrada explora el mundo de la música progresiva a través de un par de discos que logran conmover los sentidos mediante sus sonidos, el primero realizando una travesía de formas musicales cósmicas, creativas y atrapantes, el segundo a través de una maravillosa obra que contiene detrás una historia emocional y conmovedora, ambas obras son tocantes, de distinto modo pero a través del mismo nexo, la música.

Grails


La primera travesía la conduce la banda Grails, compuesta por músicos estadounidenses de Portland, Oregon, quienes cuentan en su historia con seis discos editados, aunque en este año 2017 la publicación de “Chalice Hymnal” -con la consideración que merecen los previos- en mi valoración personal es su obra más notable.


Los músicos que componen la banda -algunos de ellos multi instrumentistas- intervinientes en este disco tienen a su vez carreras personales en diferentes proyectos musicales, comenzado por Emil Amos (Holy Sons), batería, guitarra, bajo y teclados; Alex John Hall, guitarras, mellotron, sampler; Wm Zak Riles, sintetizadores, guitarra, batería, laúd árabe; Ross Gallagher, bajo doble, Niklas Kraft, saxo tenor; Dylan Rice-Leary, armónica; Daniel Fischer-Lochhead, saxo; Timba Harris, instrumentos de cuerda; y Ash Black Bufflo, sintetizadores.

El álbum “Chalice Hymnal” consta de once temas relativamente cortos, en un estilo que los medios especialistas rotulan dentro de diferentes géneros, post-kraut-psicodelia, etc., estilos que personalmente concentro dentro del término experimental ya que se trata de una obra que transita diversos climas y atmósferas mediante un juego de efectos que exploran la vibración de los sentidos a través de diversas texturas y dúctiles puestas musicales como es el ejemplo de los temas que abren y cierran la obra que analizaremos.


Estas escenas sonoras abren con un tema que conecta tanto la introducción como el cierre de la obra, que en su primera pieza da el título a la obra, “Chalice Hymnal” realizada dentro de una estructura percusiva intensa, plagada de hermosos efectos sonoros. “Pelham” continúa con una tramo que marca la diferencia, de ritmo intenso que destaca en principio la base sonora del bajo y la batería, desarrollando luego la continuidad en el sintetizador. La atmósfera lograda en “Empty Chamber” es de una belleza que crece sin límites, sumando coros y efectos en una ambientación calma, de brillos y luces imaginarios. “New Prague” hace lugar a la psicodelia, de marcada tendencia rocker, oscuro, dentro de una tensión creciente. “Deeper Politics” es de un contraste notorio, lento, dramático y melancólico. Continuando las texturas oscuras, densas y sombrías se desarrolla “Tough Guy”, rozando el melodramatismo. “Rebecca” marca las diferencias creando una atmósfera de profunda melancolía con percusiones y efectos sutilmente tropicales, melodiosos, muy bello. “Deep Snow II” destaca las delicadas cuerdas, de variadas energías con una dinámica ascendente y cautivante. “The Moth & the Flame” tiene una tensión latente donde casi es posible imaginar el coqueteo de la llama cautivando a la presa que danza a su alrededor sin llegar a concretar el letal roce de sus alas. “Thorns II” es un tramo fresco y rítmico maravillosamente armonizado con la guitarras que nos conduce al cierre de “After the Funeral” el tema más extenso que como previamente fue comentado, desarrolla la misma melodía que en la apertura, aquí con notables cambios que lo llevan a ser un tramo emocional, bellísimo, con variantes que le impregnan tintes reflexivos y nostálgicos, diluyéndose hacia un cierre de efectos sonoros oscuros, magníficos. 



El arte de portada nos muestra una imagen explícita, de resolución simple y bella mediante un simbolismo que es acorde con el título de la obra, redondeando el concepto de un gran álbum que considero entre mis favoritos del año.

Autumn Chorus


Autumn Chorus
, es una banda de Brighton, Inglaterra y la encargada de transportarnos a otra dimensión mediante su álbum “The Village to the Vale” editado en el año 2012 el cual es su disco debut y un proyecto del cantante y compositor Robbie-Lloyd Wilson encargándose él mismo de la producción, guitarra, trompeta, órgano y voz para la realización del disco, acompañado de los siguientes músicos y amigos: Luke Foster, tambores, glockenspiel (instrumento percusivo) y piano; Peter Evans, bajo, glockenspiel y percusiones y Chris Lloyd, piano y guitarra, acompañados también por músicos invitados: Tomas Feiner, Anna-Lyne Williams, Bruce White y Helen Whitaker. 


La obra tiene un estilo entre crossover prog, post-rock, folk y ambient, que a modo de ubicarnos mejor comento que me recuerda bastante a otra maravillosa banda, esta de Islandia, Sigur-Rós, lógicamente dentro de un formato musical y estilo personales. Autumn Chorus, dentro de su lírica intimista evoca historias emocionales e introspectivas, logrando una obra con tramos y momentos que apuntan directo a la sensibilidad de los oídos receptivos, de una profunda melancolía logrados por la emotiva voz de Robbie, con intensos efectos post y vibraciones del glockenspiel en “Three jumps the devil”, o en la marcada nostalgia del violín los coros y la trompeta de “You'll wait forever” y “Never worry”. “Thief” de hermosos y etéreso ritmos y melodía en dinámica ascendente, contrastando con el ritmo y la energía de “Brightening sky”, la extensa y bella “Rosa” o la tocante “Bye bye now” evocando sonidos de la vida familiar que parecieran ser extraídos de momentos inolvidables de la vida del músico que dan forma al emotivo cierre del disco. 


Este proyecto comenzó siendo grupal, pero a medida que avanzaba la concreción del mismo su creador, Robbie-Lloyd Wilson sufrió un revés de la vida, tanto es así que fué diagnosticado de cáncer, entonces a partir de allí la banda se transformó en un esquema solista ya que continuó escribiendo y desarrollando material durante las pausas que le dejaba el intenso tratamiento médico.

Robbie lamentablemente falleció en el mes de diciembre del pasado año 2016 a la edad de 35 años, a partir de allí su esposa mantiene vigente la producción del proyecto desarrollando material inconcluso que se encontraba en los archivos de la computadora y los portátiles del músico, lanzando un simple -“Long goodbye”- cuyos beneficios de la descarga del mismo son destinados a beneficencia, concretamente para recaudar fondos para la institución de niños enfermos de cáncer Kidscan, siendo parte del mismo objetivo el concierto que se realizó en junio del presente año 2017 en memoria de Robbie. 


El resultado continuado del primer disco es un single lanzado en 2016 a modo de obituario llamado “Snake in the Gross” que tiene su respectiva bandcamp para realizar la descarga, siguiendo también en la misma modalidad un proyecto del músico francés Anthony Guillou titulado “Memorium”, dedicado la memoria de Robbie y su esposa e hijo, editado en el corriente año 2017. 


Una obra maravillosa, rodeada de tanta emotividad no tiene menos que un artwork a la altura mediante la melancólica y bella ilustración de portada de una obra que deja reflejada en sus sonidos los maravillosos sueños sonoros inconclusos de un joven músico que a través de su arte nos evoca lo efímera que es nuestra existencia.



Estos son los enlaces a las bandcamp:

snake in the grass

Tras ellos le pongo la tapa a la olla.